Rol metabólico del Nitrógeno.

Rol estructural: El nitrógeno es el componente de todas las proteínas, lo cual incluye todas las enzimas. En especial el N está presente en las proteínas complejas que controlan la herencia y el desarrollo (nucleoproteínas)  y en la enzima que fija el CO2 en el proceso de fotosíntesis (Rubisco). Al respecto debe considerarse que la mitad del N total presente en hojas esté contenido en esta enzima. También participa el N como componente de la molécula de la clorofila. Vale decir en N esta presente prácticamente en todas las estructuras y funciones de la planta.

Rol enzimático: El nitrógeno bajo la forma de ion nitrato tiene actividad enzimática, e induce la síntesis de la enzima nitrato reductasa. Esta enzima se forma o “activa”  solo en presencia de nitrato, por lo cual recibe el nombre de “autoinducida”. Vale decir, en presencia de nitratos la enzima se activa y reduce los propios nitratos. Esta acción no la tiene el nitrógeno como ion amonio.

Otros roles: -         Participa en la síntesis de fitohormonas. Últimamente se ha demostrado que altos niveles de N estimulan la síntesis de cotiquininas por las raíces y estimulan su transporte a la parte aérea, lo cual retarda la senescencia y activa la división celular en los meristemas. Como resultado de esta acción la planta continúa por más tiempo su desarrollo vegetativo-reproductivo. En el caso inverso, déficit de N, se estimula la síntesis de ácidos absícico (ABA) y su transporte desde raíces a la parte aérea. Como consecuencia hay cierre estomático (menor fotosíntesis) y se estimula la producción de etileno, acelerándose la senescencia. -         Participa en divino y expansión celular. El efecto directo más importante de la escasez de N está en el decrecimiento en la síntesis de RNA y de proteínas, lo cual limita la división y expansión celular, con el consecuente efecto final en el crecimiento vegetativo y en la producción. Fuente: Agenda del Salitre, SQM.