SOPRAVAL y Servicios Pucalan con la idea de innovar y encontrar maneras de disminuir la generación de olores molestos al momento de la limpieza de los pabellones, del transporte y posterior posible almacenamiento del guano por parte del agricultor, implementó un sistema donde la cama del pavo es depositada directamente en una máquina, la cual, comprime el material, lo envuelve en una malla plástica para darle forma y luego lo sella con un film plástico, que lo impermeabiliza. Esta compresión es de tal magnitud que genera que los procesos de descomposición o compostaje se detengan, manteniendo así las características químicas de un guano fresco.



Esta idea resultó ser una muy buena alternativa para engorderos y aquellos agricultores que tienen que almacenar producto por largo tiempo o cerca de lugares habitados.